viernes, 22 de enero de 2016

Diálogo con los representantes estudiantiles de agropecuarias

Hace mucho que se piensa –en esta ciudad y en el país-  que el título universitario es tan importante, que está por encima del nombre. Y de la misma lógica ha partido el concepto de que el rector es una especie de ¨reyecito¨ que maneja a la Universidad como si tratase de su castillo. Desde esta mentalidad se nos ha criado, y esa es la razón porque hablamos entre doctores, licenciados, ingenieros, etc., pero nunca entre las  personas que realmente representamos. Es por eso mismo que hay clacismos que se desprenden desde esta institución, pues se considera que con el ¨cartón¨ viene el estatus.

Lo cierto es que –para nuestros días- este tipo de ideología feudal expresa en las relaciones interpersonales, no puede ni debe reproducirse desde la Universidad. Además que tratar por el título no necesariamente  evoca respeto, pero si recuerda a una sociedad clasista. Esta ha sido la filosofía de la Comisión Interventora y por ello ha iniciado un proceso de permanente escucha y diálogo con todos los estamentos de la Universidad, por lo que se puede apreciar en la foto en donde Tomás dialoga con lxs estudiantes del área de agropecuarias.

Diálogo con representantes estudiantiles de agropecuarias

Ante una triste y burda campaña de rumores que se ha desatado en la Universidad, Tomás ha decidido que la mejor manera de llegar a quienes la Universidad se debe, es decir, a lxs estudiantes, se da informando directamente  a éstos sobre lo que sucede en el alma máter.

Así, Tomás informó sobre la razón de ser de la Comisión CIFI. Que se trata de una intervención del Consejo Académico Superior CES, que nada tiene que ver con ningún asambleísta, como lo expresó en un programa radial el asambleísta Farfán. Aclaró que el CES comenzó a observar lo que sucedía con la U.N.L. en el momento en que se disolvió el OCAS, pero con el cierre de carreras no había duda que se debía intervenir y fortalecer institucionalmente a la Universidad.

También estableció una crítica al modelo de educación SAMOT, aduciendo que se trata de un programa desarrollado en Xochimilco pero destinado a bachilleres. Por esa misma razón, cuando un estudiante de la Nasa perdía una materia, perdía todo el módulo, como es el caso de los colegios. A esto se suma la inexistencia de supletorios.

Sin embargo, la gestión académica de la CIFI ha dispuesto que se reincorporen los supletorios y que también existan materias por arrastre. De esta manera, el hecho de perder una materia no podría significar la pérdida del módulo, y además, la materia o asignatura podrá ser superada en otro momento sin que por ello se detenga el proceso académico de lxs estudiantes.

Otro dato importante compartido a lxs estudiantes tiene que ver con una realidad un poco incómoda: la última vez que se llamó a concurso de méritos y oposición se lo hizo hace 22 años. De ahí que solamente  exista un tercio de profesores titulares (con una edad promedio de 55 años) mientras que la gran mayoría de profesores son contratados, y son precisamente ellos los que sufren el descuadre del Ministerio de Finanzas, y no se ha podido hasta hoy cancelar sus haberes.

Una noticia sumamente positiva que compartió Tomás con lxs estudiantes fue la proyección que se tiene destinada para el área de agropecuarias, para su aprendizaje: que las fincas que pertenecen a la Nasa (en el Padmi y en Zapotepamba) y que habían tenido un uso restringido para lxs estudiantes, pasen a ser el espacio per excelencia de enseñanza-aprendizaje a fin de crear residencias en donde lxs estudiantes puedan convivir y conocer de manera vivencial los aspectos relativos a su carrera.


Finalmente se motivo a lxs estudiantes representantes de sus grupos a organizarse para la conformación de aso-carreras a fin de que de a poco se vaya restituyendo el co-gobierno que en la administración actual había sido del todo desarticulado. Tomás fue muy enfático en promocionar el despegue académico pero evitar entre los estudiantes las actividades de tipo político-partidistas que han dado como resultado el descalabre de la Universidad y de su nivel académico: ¡Que así sea!

Redacción DirCom UNL, ene 2016.
RVV/.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada