lunes, 29 de agosto de 2016

El Futuro de la Comunicación en la UNL

Parte de todos los procesos que está asumiendo la Universidad Nacional de Loja a raíz de la intervención para el fortalecimiento institucional es la planificación de su desarrollo en la siguiente década, y para ello, los asesores académicos del CES y de la UNL han trazado una hoja de ruta 2016 – 2026 que se construye con el aporte de todos los departamentos administrativos a través de la propuesta de proyectos estratégicos, motores y emblemáticos.

Uno de los proyectos estratégicos es  el de la Dirección de Comunicación e Imagen Institucional que apunta  a instituir el enfoque de “Comunicación Institucional Universitaria” que según el experto Díaz Lozada (2002) “recoge las políticas de Comunicación para ser empleadas en la doble dimensión estratégica y gerencial de la organización, desde la coordinación y basándose en la identidad, en los públicos, en el entorno, en las perspectivas de los miembros, y en los objetivos institucionales”.   

En ese sentido, el propósito de la DirCom UNL está centrado en establecer la política de comunicación institucional con énfasis en el fortalecimiento organizacional, la apropiación identitaria, el desarrollo de los medios de comunicación social universitarios y el reposicionamiento de la imagen UNL en el contexto local y zonal.

Cabe resaltar que la comunicación según Hall & Hall “es inseparable de la cultura. Es el otro lado de la misma moneda. No puede existir la una sin la otra. La cultura es comunicación y la comunicación es cultura”. Por eso extraña que no haya existido hasta el día de hoy un Plan estructurado de Comunicación en La UNL, a falta de políticas, normativas y estrategias institucionales, convirtiendo el rol de esta dependencia a uno absolutamente partidista y subsidiario: el culto a la personalidad de la máxima autoridad y el uso de los medios de comunicación con este mismo fin.

Gráfico de evolución de DirCom UNL (revisa el ejercicio)
El proyecto de la DirCom UNL estuvo a cargo del antropólogo Ramiro Villamagua y la arquitecta Natalia Poma, y se enfoca en tres componentes fundamentales, además del planteamiento de la reorganización de la Dirección de Comunicación:

1. Implementar el sistema de comunicación organizacional: se piensa formular la Política y el Plan de Comunicación e implementarlos a través de una Agenda Comunicativa, elaborar los manuales y normativas respectivas y crear los subsistemas de comunicación institucional administrativo-docente y estudiantil. Este último apunta a lograr una mayor comunicación entre los representantes estudiantiles de los paralelos y las Direcciones de Bienestar Estudiantil y Docencia. También prevé  coordinar con las carreras de Comunicación Social y Administración Pública las pasantías de los estudiantes en estas áreas del conocimiento.

2. Fortalecer los medios digitales y tradicionales de la Universidad: se trata de enriquecer la programación y contenido de los medios tradicionales y digitales, y además, la creación de una Empresa Pública a manera de Agencia de Información y Noticias con un alto porcentaje de información científica y cultural.

3. Crear la Subdirección de Marketing e Imagen Cultural e Histórica: se enfoca en desarrollar el diseño social en el componente mercadológico para el manejo de campañas y de la imagen, el desarrollo de aplicaciones para agendas (institucional y estudiantil), y el posicionamiento de la imagen cultural e histórica de la UNL a través del manejo adecuado de los espacios culturales de la Universidad, en especial, la planificación del espacio de la Casona Universitaria y el Teatro Bolívar, pues la intención es potenciar ese lugar como un Centro de Estudios Interculturales para el fortalecimiento identitario de la zona 7.

Cabe resaltar que la DirCom UNL conjuntamente con la Carrera de Artes Plásticas y la Subdirección de Bibliotecas han coordinado acciones y por ello ha destinado al Historiador Enrique Panigua para que emprenda el registro e inventario de todos los documentos históricos de la UNL a fin de organizar el Archivo Histórico de la Institución y de adecuar en la Casona Universitaria una museografía que exponga los documentos más relevantes de la Universidad.

La DirCom desde enero del 2016 ha tratado de incidir en la recuperación de la memoria histórica universitaria y por ello inició el proceso correspondiente con la gestión de la inspección técnica de los archivos por parte del INPC.


Hoy se pretende que el historiador Paniagua concrete la propuesta del manejo del Archivo Histórico de la UNL que jamás ha sido gestionado y cuyos libros y documentos han estado en una situación lamentable y quizás ya se perdió mucho, a pesar de ser tan valiosos para la memoria lojana. La autonomía responsable sirve precisamente para levantar todo el potencial de esta institución icónica del sur del país.

DirCom UNL, agosto 2016

RVV/. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada